Las personas físicas, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tendrán la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.

enlace

© 2015 CODEX IURIS | ABOGADOS

REDES SOCIALES: